+54 911 66509220

Blog

Blog
18 Dec 2017

agnosticagile.org y sus doce principios ágiles

/
Creado por
/
Comentarios0

agnosticagile.org es un sitio web donde su equipo: Sam Zawadi – creator and original author; Adrian Lander – contributor, support, encouragement; Arie van Bennekum – support, inspiration, encouragement; y Melanie Franklin – belief, support, encouragement; proponen pertenecer al grupo de los agilistas agnósticos, confirmando un juramento basado en 12 principios, mediante los cuales se les dá mayor significado al “qué” y al “cómo” ya que deberían adecuarse al contexto del cliente para lograr alcanzar una visión estratégica más amplia.

agnosticagile

Al firmar el juramento, además de reconocer la importancia de una comprensión agnóstica de la agilidad, recibiremos la insignia ágil agnóstico para usar libremente y nuestro nombre y perfil público en linkedin se publicará en el sitio oficial como muestra del compromiso.

La síntesis del alcance del juramento se fundamenta en aceptar que uno practicará este tipo de agilismo, donde el cliente puede ser la empresa para la cual trabajo, el cliente interno y/o cliente externo, e incluso otros profesionales ágiles con los que me encuentre trabajando. El compromiso está en mantener la ética, la conducta y el respeto entre mis colegas profesionales ágiles.

agnosticagile y sus doce principios

Los principios por mantener y respetar son los siguientes:

1. poner a mi cliente primero.
Los intereses de mi cliente estarán primero, ya que me han contratado para ello. Los ayudaré a comprender el enfoque ágil, sus principios y valores en lugar de sólo los detalles del marco de trabajo. De esta forma, intentaré mostrarle la manera de “empoderarse” y por ende, de independizarse en lugar de ser dependientes de.

2. complementar la teoría con la experiencia práctica.
Aplicaré el conocimiento adquirido no sólo del aprendizaje propiamente dicho sino además de mi propia experiencia, a fin de ajustarme a las necesidades de mi cliente y contexto. En todo momento recordaré de asesorar sobre la base de un equilibrio entre la teoría y la experiencia práctica.

3. adaptar la agilidad al contexto.
Reconociendo que la práctica de agilidad tiene un cierto porcentaje de arte y que está impulsada por evidencias empíricas y por inteligencia emocional, habrá que adecuarse y adaptarse al contexto y nivel de madurez que tenga el cliente para lograr comprender todo el marco de trabajo y así “aprovechar” los artefactos/componentes que necesita el cliente evitando “empujar” lo que no necesita.

4. comprender las limitaciones que obstruyen y trabajar para eliminarlas.
Respetando el contexto único del cliente, habrá que esforzarse por eliminar cualquier restricción que obstaculice la agilidad, de la mejor manera que se pueda.


Estas invitado a revisar un próximo libro y proporcionar comentarios directamente a sus autores. El enlace es http://semat.org/web/book y mencione Agnostic Agile con cualquier comentario que pueda proporcionar.


5. compartir, aprender y mejorar.
Hay que compartir el conocimiento y experiencias de manera honesta con mi cliente y personas que se vinculen con el proyecto, ayudando a mejorar continuamente nuestras prácticas simples y ágiles comunes. Una de las consignas que debemos perseguir es brindar el conocimiento y experiencia para que todos se beneficien con el aprendizaje y la mejora contínua.

6. respetar otros marcos de trabajo y sus practicantes.
Habrá que respetar otros marcos de trabajo y el valor que ofrecen, respetando además a todos aquellos que lo practican y que hayan ayudado a crearlos y mejorarlos.

7. reconocer incógnitas y buscar ayuda.
Admitir cuando no sepamos reconocer o resolver un problema o desafío, puesto que probablemente pueda estar más allá de mi conocimiento actual y capacidad para superarlo, sin importar cuán grande o pequeño sea, debiendome comprometer a preguntarle a mis compañeros practicantes para obtener ayuda y orientación si las habilidades o experiencias de otro, pueden beneficiar a mi cliente.

8. nunca engañar y nunca tergiversar.
Nunca induciré al error al afirmar que sé algo cuando en realidad no lo sé, y nunca tergiversaré ni ocultaré ninguna opción o elección que de otro modo podría beneficiar a mi cliente.

9. recordar que la agilidad no es el objetivo final.
Recordar al cliente que la agilidad no garantiza un mejor resultado, y que en algunos casos, otros enfoques más tradicionales podrían ser mejores para el clima y el contexto en el que nos encontremos.

10. reconocer que el dogmatismo no es ágil.
El dogmatismo no es ágil, no beneficia a mi cliente ni a la comunidad. Es algo en lo que lucharé sin descando para alejarme y evitarlo.

11. reconocer que hay mucho más de ágil.
La construcción de este camino puede incluir prácticas tales como la capacitación de personas y gestión del cambio organizacional. Por lo tanto, busco aprender y dominar todo lo que se requiere para hacer del camino hacia la agilidad, uno seguro.

12. dar a la comunidad lo que me ha dado.
Recordar que soy miembro de una comunidad de practicantes ágiles. Me esforzaré por ayudar a mejorar mi comunidad y aprender de ella, ya que al final será beneficioso tanto para los profesionales como para los clientes ágiles y hacerlo en cualquier lugar.

 

Comments are closed.