Testing Lateral

Se trata, principalmente, de aplicar técnicas del pensamiento lateral para mejorar las habilidades de los testers. Este enfoque no intenta cubrir todo el rango de posibles habilidades que se consideren ya que para las habilidades que son técnicas o muy especializadas, se requiere de la aplicación de conocimientos adquiridos.

El testing lateral intenta trabajar sobre algunos aspectos soft de los tester, es decir, aquellas habilidades que hacen a su mindset, a su creatividad y su meticulosidad (Ver *Habilidades de un tester). Esto les permitirá considerar diferentes enfoques al momento de resolver cualquier situación que se presente.

Como notarán, el enfoque es simple. De ahora en más, sólo resta conocer algunas técnicas y ejercicios para ver si funciona. Las siguientes son algunas de las técnicas (un subconjunto de las propuestas por De Bono es su libro) que vamos a probar bajo este enfoque, siempre tratando de poner en práctica las habilidades de los testers:

1. Revisión de supuestos
2. Alternativas
3. Ejercicios de dibujo
4. Fraccionamiento o división
5. Inversión
6. Brainstorming
7. Analogías

Técnica 1: Revisar Supuestos

La primer técnica que vamos a ver es la revisión de supuestos. Es simple y está relacionado a la manera en la que axiomatizamos los conceptos y las ideas. Dar algo por supuesto (supuestos lógicos que se aceptan por válidos en sí mismos), nos ayuda a construir un modelo sobre esto sin preocuparnos, muchas veces, por las cuestiones triviales. Además, la aceptación de que una idea sea correcta, no garantiza su corrección.

Práctica para el dojo:

Ejercicio: El siguiente problema ilustra muy bien el factor restrictivo de los supuestos. Consiste en unir los nueves puntos mediante sólo 4 líneas rectas pero sin levantar el lápiz del papel.

Ayuda: El factor que bloquea la solución es que las líneas rectas han de unir los puntos sin exceder los límites de los propios puntos. Los invito a que intenten resolver el ejercicio.

En testing, hacer muchas suposiciones puede ser peligroso. Estas pueden estar asociadas, por ejemplo, a la estandarización de ciertos sistemas. La interface de una aplicación es la misma para todas las ventanas, funciona de la misma manera que el resto y, por ende, lo hace bien. En conclusión, la revisión intenta demostrar que cualquier supuesto puede ser sometido a examen. Claramente, esta técnica no intenta revisar todos los supuestos posibles. No sería aplicable y rentable para ningún proyecto. Sin embargo, para un tester, tener este pensamiento crítico es fundamental. Como ya dijo Jerry Weinberg: «A tester is someone who knows that things could be different».

*Habilidades de un tester
Habilidades de un tester: el quid de la cuestión…
Según la RAE, habilidad es la capacidad y disposición de una personal para hacer algo. Generalmente, esto es resultado de experiencia, entrenamiento y, en algunos casos, sólo es una capacidad natural.

Un tester debe tener ciertas habilidades para desarrollar su trabajo, algunas habilidades técnicas (también las vamos a llamar hard) para ejecutar cuestiones básicas de su trabajo y otras habilidades soft que tienen que ver con su enfoque hacia el trabajo. Estas últimas van más allá de los límites de la profesión y alcanzas otros aspectos de la vida. Son habilidades que hacen a su comunicación interpersonal, negociación y resolución de conflictos, efectividad y creatividad, por nombrar algunas.

A partir de esta diferenciación y teniendo en cuenta la importancia de cada una, podemos definir 3 grupos:

1. Aquellas profesiones que necesitan de las habilidades técnicas y pocas habilidades soft.
2. Aquellas profesiones que necesitan ambas habilidades
3. Aquellas profesiones que necesitan mayormente habilidades soft, pero no así de tantas hard.

Pienso que la profesión de tester está contenida en el segundo grupo y, a continuación, justifico mi elección.

Las habilidades técnicas son aquellas que implican «meterse en el barro», hacer una estrategia de pruebas, definir/programar y ejecutar casos y generar los respectivos reportes e informes. También, incluyo aquí la aplicación de metodologías para la gestión de los proyectos, entendimiento del dominio/negocio, procedimientos generales y adopción de estándares.

Por último, dejé para el final las habilidades soft ya que son las más difíciles de observar, cuantificar y medir y, por lo tanto, quiero hacer especial hincapié sobre ellas. Esto no hace más importantes a estas habilidades por encima de las técnicas (de hecho, un tester no sobreviviría sin habilidades técnicas). El tema pasa por como las habilidades pueden ser adquiridas. Las hard, pueden entrenarse con mayor facilidad ya que en cierta medida se aprenden el la escuela, Universidad, cursos, etc. Mientras que las habilidades soft están relacionadas a los patrones de conducta de las personas y, en general, se mejorar/modifican (y entrenan también) haciendo camino al andar.

A continuación detallo las habilidades soft que un tester debería tratar de atender, mejorar y entrenar para ser un tester «completo»:

1. Disciplina y perseverancia
2. Meticulosidad
3. Comunicación (oral y escrita)
4. Curiosidad
5. Observación (fundamental!)
6. Priorización de esfuerzo y gestión del tiempo
7. Actitud positiva
8. Pensamiento negativo
9. Pensamiento crítico

Fuente:
http://germanbraun.blogspot.com.ar/search/label/Testing%20Lateral
http://www.amazon.com/s?search-alias=stripbooks&field-isbn=0060903252

Gus Terrera

Apasionado por el agile testing y la ia.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Germán Braun

    ¡Gracias por referenciar mi artículo!

    ¡Saludos y Éxitos!

    Germán

    1. admin

      Al contrario, gracias a vos German!
      Te sigo desde hace un tiempo por linkedin y por twitter.
      Te mando un abrazo

Deja una respuesta