En este momento estás viendo Un poco de la técnica de caja negra

Un poco de la técnica de caja negra

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:ISTQB

Intro

La técnica de caja negra, también conocida como prueba funcional, se centra en probar el comportamiento funcional de un sistema sin conocer su estructura interna, es decir, sin tener en cuenta la lógica interna, el diseño o el código fuente del sistema.

Su foco

Se enfoca en las entradas y salidas del sistema, así como en su comportamiento en función de diferentes condiciones de entrada.

A continuación, se detallan los aspectos clave de la técnica de caja negra:

1. Enfoque en la funcionalidad:
La prueba de caja negra se centra en probar la funcionalidad del sistema, es decir, en verificar si el sistema cumple con los requisitos especificados y si se comporta de acuerdo con las expectativas del usuario.

2. Independencia de la implementación:
Los probadores que utilizan la técnica de caja negra no necesitan conocer la implementación interna del sistema, como su arquitectura, diseño o código fuente. En su lugar, se basan en la documentación de requisitos, especificaciones y otros artefactos para diseñar y ejecutar las pruebas.

3. Identificación de casos de prueba:
Los casos de prueba se derivan de la documentación de requisitos, especificaciones, casos de uso, historias de usuario u otros artefactos que describen el comportamiento esperado del sistema. Los casos de prueba se diseñan para cubrir diferentes escenarios de entrada y para verificar la correspondencia entre las entradas y las salidas del sistema.

4. Medición de la cobertura:
La cobertura en la prueba de caja negra se mide en función de los elementos probados en la base de prueba y de la técnica aplicada a la base de prueba. Se busca garantizar que se prueben todas las funcionalidades especificadas y que se cubran diferentes condiciones de entrada.

5. Técnicas asociadas:
La técnica de caja negra se combina a menudo con otras técnicas de prueba, como la prueba de equivalencia, la prueba de límites, la prueba de casos de uso, entre otras, para diseñar casos de prueba efectivos que cubran una amplia gama de escenarios.

En resumen, la técnica de caja negra se centra en probar la funcionalidad del sistema sin conocer su estructura interna, utilizando la documentación de requisitos y otros artefactos para diseñar casos de prueba que verifiquen el comportamiento del sistema en función de diferentes condiciones de entrada.

¿En qué tipos de prueba aplica la caja negra?

La técnica de caja negra se puede aplicar en diferentes tipos de prueba, incluyendo:

1. Prueba de unidad:
En la prueba de unidad, se prueba cada unidad o componente del sistema de forma aislada, sin tener en cuenta su integración con otros componentes. La técnica de caja negra se puede utilizar para diseñar casos de prueba que verifiquen el comportamiento funcional de cada unidad.

2. Prueba de integración:
En la prueba de integración, se prueba la interacción entre diferentes componentes del sistema. La técnica de caja negra se puede utilizar para diseñar casos de prueba que verifiquen el comportamiento funcional del sistema en su conjunto, sin tener en cuenta la estructura interna de los componentes.

3. Prueba de sistema:
En la prueba de sistema, se prueba el sistema completo, incluyendo su integración con otros sistemas externos. La técnica de caja negra se puede utilizar para diseñar casos de prueba que verifiquen el comportamiento funcional del sistema en diferentes escenarios de uso.

4. Prueba de aceptación:
En la prueba de aceptación, se verifica si el sistema cumple con los requisitos del usuario y si se comporta de acuerdo con las expectativas del usuario. La técnica de caja negra se puede utilizar para diseñar casos de prueba que verifiquen el comportamiento funcional del sistema en función de diferentes condiciones de entrada y escenarios de uso.

En general, la técnica de caja negra se puede aplicar en cualquier tipo de prueba que se centre en probar la funcionalidad del sistema sin tener en cuenta su estructura interna. La técnica se basa en la documentación de requisitos y otros artefactos para diseñar casos de prueba que verifiquen el comportamiento del sistema en diferentes escenarios de uso.

¿En qué nivel de prueba aplica la caja negra?

La técnica de caja negra se puede aplicar en varios niveles de prueba, incluyendo:

1. Prueba de unidad:
En este nivel de prueba, se evalúa cada unidad o componente de forma aislada, sin tener en cuenta su integración con otros componentes. La técnica de caja negra se puede utilizar para diseñar casos de prueba que verifiquen el comportamiento funcional de cada unidad sin necesidad de conocer su estructura interna.

2. Prueba de integración:
En la prueba de integración, se evalúa la interacción entre diferentes componentes del sistema. La técnica de caja negra se puede aplicar para diseñar casos de prueba que verifiquen el comportamiento funcional del sistema en su conjunto, sin necesidad de conocer la estructura interna de los componentes.

3. Prueba de sistema:
En este nivel de prueba, se evalúa el sistema completo, incluyendo su integración con otros sistemas externos. La técnica de caja negra se puede utilizar para diseñar casos de prueba que verifiquen el comportamiento funcional del sistema en diferentes escenarios de uso, sin necesidad de conocer la estructura interna del sistema.

4. Prueba de aceptación:
En la prueba de aceptación, se verifica si el sistema cumple con los requisitos del usuario y si se comporta de acuerdo con las expectativas del usuario. La técnica de caja negra se puede aplicar para diseñar casos de prueba que verifiquen el comportamiento funcional del sistema en función de diferentes condiciones de entrada y escenarios de uso, sin necesidad de conocer la estructura interna del sistema.

En resumen, la técnica de caja negra se puede aplicar en varios niveles de prueba, centrándose en probar la funcionalidad del sistema sin necesidad de conocer su estructura interna. La técnica se basa en la documentación de requisitos y otros artefactos para diseñar casos de prueba que verifiquen el comportamiento del sistema en diferentes escenarios de uso.

¿Cuál es su relación con la psicología del proceso de prueba?

La técnica de caja negra está estrechamente relacionada con la psicología del proceso de prueba en el sentido de que ambas se centran en la comprensión del comportamiento del sistema desde una perspectiva externa, sin necesidad de conocer la estructura interna del sistema.

Desde el punto de vista de la psicología del proceso de prueba, se reconoce que los probadores utilizan su conocimiento y experiencia para comprender el comportamiento del sistema desde una perspectiva externa, basándose en la documentación de requisitos y otros artefactos. La técnica de caja negra se alinea con este enfoque al permitir que los probadores diseñen casos de prueba basados en la comprensión del comportamiento funcional del sistema, sin necesidad de conocer los detalles internos de su implementación.

Además, la aplicación de la técnica de caja negra puede beneficiarse de la comprensión psicológica del proceso de prueba al enfocarse en cómo los usuarios finales interactuarán con el sistema y qué comportamientos funcionales son críticos desde su perspectiva. Esto puede influir en la forma en que se diseñan los casos de prueba y en la identificación de escenarios de uso relevantes para la validación del sistema.

En resumen, la técnica de caja negra y la psicología del proceso de prueba están relacionadas en el sentido de que ambas se centran en comprender el comportamiento del sistema desde una perspectiva externa, utilizando la experiencia y el conocimiento para diseñar casos de prueba que validen la funcionalidad del sistema sin necesidad de conocer su estructura interna

Relación con la gestión de los defectos

La técnica de caja negra está estrechamente relacionada con la gestión de defectos en el proceso de prueba. La aplicación de la técnica de caja negra puede influir en la gestión de defectos de varias maneras:

1. Detección de defectos:
Al diseñar casos de prueba basados en la funcionalidad del sistema sin conocer su estructura interna, la técnica de caja negra puede ayudar a detectar defectos relacionados con el comportamiento del sistema desde la perspectiva del usuario.

2. Priorización de defectos: La aplicación de la técnica de caja negra puede contribuir a la identificación y priorización de defectos relacionados con la funcionalidad crítica para el usuario, lo que influye en la gestión de defectos al enfocarse en resolver los problemas más relevantes para la experiencia del usuario.

3. Seguimiento de defectos:
Los defectos identificados durante la aplicación de la técnica de caja negra pueden ser registrados y seguidos a lo largo del ciclo de vida del proceso de prueba, lo que influye en la gestión de defectos al proporcionar información sobre el estado y la resolución de los problemas encontrados.

4. Análisis de tendencias:
La aplicación de la técnica de caja negra puede contribuir a la identificación de tendencias en los tipos de defectos encontrados, lo que influye en la gestión de defectos al proporcionar información sobre áreas críticas que requieren atención adicional.

En resumen, la técnica de caja negra está relacionada con la gestión de defectos al contribuir a la detección, priorización, seguimiento y análisis de tendencias de los defectos relacionados con la funcionalidad del sistema desde la perspectiva del usuario.

Fuente de inspiración

Programa de Estudios de ISTQB CTFL v3.1. (2018)

Gus Terrera

Apasionado por el agile testing y la ia.